top of page
  • Foto del escritorPuebla Magazine

¿Qué hay en la Casa de los Muñecos?

La casona del siglo XVII es un Museo Universitario que exhibe el acervo artístico de la Benemérita Universidad Autonoma de Puebla (BUAP).



La casa que ocupa el actual "Museo Universitario Casa de los Muñecos", construida en el siglo XVIII, es un hermoso recinto que cuenta con espacios para galerías de exposiciones temporales, un auditorio y tres patios.


El 11 de diciembre de 1983, la Casa de los Muñecos fue adquirida por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), quien la destinó para instalar en ella el Museo Universitario.

Se ubica en el número 2 de la Calle 2 Norte, en el Centro Histórico de Puebla, a unos pasos del Zócalo.



Debido a los diversos usos que tuvo el inmueble, fue necesario remover varias estancias y paramentos hasta lograr prácticamente la distribución actual.


A lo largo de su historia el edificio ha tenido diversos usos. En el siglo XIX se utilizó como almacén de hilados, posteriormente albergó al almacén La Ciudad de México.

Cabe recordar que ya en el siglo XX se instalaron el cine Lux y el Hotel Francia.


De acuerdo con el Sistema de Información Cultural de la Secretaría de Cultura, luego de su adquisición por parte de la BUAP, tardó 3 años su restauración, para convertirlo en el Museo Universitario en 1987.


Es conocida como la Casa de los Muñecos debido a su fachada, una de las más admiradas entre las casas barrocas de Puebla.


En la fachada se observan tres niveles. En el primero, 12 vanos: 10corresponden a ventanas y los dos más grandes, a las puertas.


Aunque es una sola fachada, corresponde a dos casas. En el segundo nivel se alternan ocho tableros con ocho balcones, quedando al centro, sobre la entrada principal, el escudo de la familia Ovando y Villavicencio.


En el tercer nivel se repite el juego alternado de tableros y ventanas. Sobre la cornisa se aprecia un barandal corrido. Más arriba, una cornisa ondulante, seis gárgolas, un barandal y seis macetones en la parte superior.


La tradición popular menciona que Agustín de Ovando, quien edificó el inmueble según refiere Hugo Leicht, en su libro Las Calles de Puebla, con las muecas de los muñecos, se mofó de los regidores que se opusieron a que su casa tuviera más altura que la casa de gobierno.


Por su parte, el historiador Enrique Cordero y Torres refiere la leyenda de que Ovando hizo burla de los regidores a partir de los animales y atributos que presentan algunos de los muñecos: el dictador, el culebrero… Estas versiones populares no consideran que el mismo Agustín de Ovando fue regidor.


Una de las versiones más elaboradas para el significado de las figuras de la fachada se debe al investigador Erwin Walter Palm quien afirma en un análisis muy documentado que la fachada presenta en la parte superior, una fiesta en la que gente baila acompañada de música la alegría porque Hércules ha dado muerte a la serpiente; y, en el nivel intermedio, los Cinco Sentidos –presentados por los animales que portan algunos de los personajes– dan la bienvenida a Hércules liberador.


Desde que se convirtió en Museo, la Casa de los Muñecos ha estado cerrada en un par de ocasiones.


La primera de ellas debido al sismo de 1999, por lo que el museo estuvo en restauración y abrió nuevamente sus puertas en octubre de 2006.


Mientras que el pasado 9 de noviembre, y tras casi 20 meses cerrado a causa de la pandemia del Covid-19, el Museo reabrió sus puertas con la exposición temporal “Tesoros del acervo gráfico de la BUAP”, que estará visible hasta el 20 de febrero próximo.


Desde la creación del Colegio del Espíritu Santo y durante toda su existencia, la institución se ha enriquecido con diversas piezas y aparatos científicos que han conformado la base de las escuelas hoy existentes.


Son más de cuatro mil piezas las que conforman las colecciones de pintura, muebles, yeserías, grabados, fotografía y acuarelas que provienen del Colegio del Espíritu Santo, la Academia de Bellas Artes o donaciones.


Destacan las obras de grandes pintores como Cristóbal de Villalpando, José Luis Rodríguez Alconedo, Juan Tinoco, Diego de Borgraf, Miguel Cabrera, Agustín Arrieta, José Manzo, José Juárez, Luis Berrueco, Jerónimo de la Portilla, además de piezas donadas por pintores contemporáneos que han expuesto en las salas de este Museo y que constituyen el acervo actual.










11 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page