top of page
  • Foto del escritorPuebla Magazine

Posicionamiento sobre la seguridad en Veracruz



Pueblo veracruzano:


En nuestro deber de informar les quiero comunicar sobre dos asuntos de mucha relevancia.


Decirles que para nosotros es importante decir la verdad, es un principio y es un compromiso; pero, además es una forma implacable para desenmascarar las pretensiones mediáticas de nuestros adversarios políticos que extrañan la corrupción.


Primer asunto.


En los últimos días se han lanzado a desvirtuar los logros de este gobierno en materia de seguridad. Por ejemplo, haciéndose eco de algunos medios de radio, sobre todo, para querer dar otra idea falsa; hablan de violencia y homicidios y omiten el contexto e ignoran el dato fundamental de la disminución radical de este delito en lo que va del año, no hacen referencia de la reducción de este delito en los dos últimos meses y ni siquiera comparan el nivel de homicidios de estados con mucha menor población, pero que son gobernados por el PAN, el PRI y MC, como Guanajuato, Estado de México o Jalisco. Y no es que nos justifiquemos, la comparación con aquellos estados es para exhibir la hipocresía con que pretenden atacarnos los voceros de esos partidos y la intención de ocultar la información de uno que otro aplaudidor de lo que antes hacían los gobiernos que nos antecedieron.


Nosotros en Veracruz, con la Cuarta Transformación, estamos haciendo nuestro trabajo; y reitero, mejoramos en seguridad, ya estamos fuera de los primeros lugares de inseguridad en que nos dejaron. Y vamos a seguir colaborando con las instancias de procuración de justicia (FGE) para detener y dar con los responsables en cada caso; la FGE está procurando justicia, el Poder Judicial del Estado está haciendo su labor cada vez con mayor compromiso con la sociedad; y si al Poder Judicial federal le interesa hacer bien su parte, los delincuentes no se saldrán con la suya.


En la evaluación de nuestras acciones, la realidad en lo general es contundente: con los mismos datos con que se nos evalúa a todos los gobiernos estatales, a Veracruz se le ubica ya fuera de los primeros diez lugares en homicidio doloso; no obstante tenemos mayor población, en lo que va del año estamos en el lugar 13 y nos superan en homicidios el primer lugar que es Guanajuato gobernado por el PAN, el Estado de México gobernador por el PRI, Jalisco gobernado por MC y Chihuahua gobernado por el PAN que tiene mucha menor población que nosotros. Insisto, lo decimos para desenmascarar la hipocresía de los voceros de esos partidos que guardan silencio cómplice sobre los estados que gobiernan.


Vuelvo a reiterar, nosotros estamos haciendo nuestro trabajo de manera coordinada y estos son los resultados en los últimos meses: de enero a agosto de este año, bajamos -17% en homicidio doloso y en septiembre, incluso si tomamos todos los eventos donde se privó de la vida a una persona, bajamos -24% con respecto a los mismos meses del año pasado. Comprobable con los informes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.


Nosotros seguiremos dando resultados e iremos a la baja en la inseguridad como se ha demostrado, porque estamos comprometidos con nuestra labor de mejorar la seguridad y hacer justicia.


La sociedad tiene derecho a conocer esta información, esperemos los medios de comunicación no la oculten.


Segundo.


La sociedad debe saber que en materia de justicia sobre estos delitos hay tres instancias: la Seguridad Pública del Estado que está a cargo del gobernador, la Procuración de Justicia de parte de la Fiscalía General del Estado, que no depende del gobernador porque es autónoma, y el Poder Judicial que administra la justicia, y es otro Poder que no depende del gobernador.


En la mesa de construcción de la paz nos hemos coordinado para lograr el objetivo. Y en esto nos ayuda mucho el presidente Andrés Manuel López Obrador porque apoya con las fuerzas federales como la Marina, la SEDENA y la Guardia Nacional, así como con la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana.


Sin embargo, debo informar a la población que en la persecución de los delincuentes algunos miembros del Poder Judicial de la Federación están liberando presuntos delincuentes.


De manera coordinada hacemos nuestro trabajo. Se detienen a los presuntos responsables de los delitos graves, son vinculados por un juez del poder judicial del estado, pero lamentablemente salen libres amparados por el poder judicial federal con argumentos vagos e ignorando las pruebas de su culpabilidad.


Los jueces y magistrados federales no dependen del Gobernador ni del Presidente de la República, y son los responsables de materializar la justicia cosa que, con las últimas decisiones de algunos de ellos, dejan en entre dicho la responsabilidad que tienen con la sociedad y con las víctimas.


El pueblo tiene derecho a conocer que los jueces federales, José Ezequiel Santos Álvarez y Alejandro Quijano Álvarez, ambos de Xalapa, hicieron valer los amparos promovidos por los presuntos delincuentes y responsables de los homicidios de un periodista y de un candidato a la presidencia municipal de Tihuatlán.


Sospechosamente los casos individuales caen en las manos del mismo juez a pesar de que la defensa de cada presunto delincuente presentó sus apelaciones en fechas diferentes y por distintos abogados, y son turnados de manera aleatoria; sin embargo, da la tremenda casualidad que cayeron en los mismos juzgados. Sí, los sabedores de estos temas dirán que hizo valer, alguien que mete mano negra en estos trámites de turno, un acuerdo para que el mismo juez atienda todos los asuntos de un mismo caso. Sin embargo, cabe la posibilidad también de que no fuera así. Y es por ello que ante el hecho consumado llamen la atención estas casualidades en la administración de la justicia federal.


Ojalá solo fueran esas, sin embargo, aún hay más. Resulta que las decisiones de los jueces federales fueron cuestionadas legalmente por la Fiscalía del Estado mediante el recurso legal correspondiente, pero se da otra casualidad “amañada”, todos los recursos de revisión caen en el mismo Segundo Tribunal Colegiado del séptimo circuito, cuando en realidad hay otro tribunal más. Es decir, hay prácticamente un volado entre dos tribunales y casualmente en dos ocasiones cae “sol” dos veces y ambos casos caen en el mismo Tribunal.


¡Tremenda casualidad!


No nos chupamos el dedo, estas casualidades, engendradas desde la Oficina de Correspondencia Común de esta instancia, están amañadas por decir lo menos. El poder judicial federal tiene que aclarar estos procederes que lastiman a los familiares de las víctimas de esos homicidios y a la sociedad en general.


El pueblo también tiene derecho a conocer que los que conforman el Segundo Tribunal Colegiado en materia penal del Séptimo Circuito son los magistrados del Poder Judicial federal: José Saturnino Suero Alva, Antonio Soto Martínez y José Octavio Rodarte.


Y este Tribunal Federal ha decidido que se liberen a los presuntos delincuentes en concordancia con lo determinado por los jueces federales mencionados arriba.


Exijo al Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de la Federación ponerse del lado de la sociedad veracruzana, que deje de lado la opacidad con que operan algunos jueces federales y los llame a rendir cuentas de frente a las víctimas.


Exhorto a jueces y magistrados de instancias federales a no solapar la acción delincuencial que tanto ha dañado a la sociedad. No pongan pretextos, de acuerdo a la Fiscalía había suficientes elementos de prueba para que los procesos judiciales siguieran su curso contra los presuntos responsables.


De nuestra parte seguiremos haciendo nuestro trabajo, fortaleceremos la seguridad y llevaremos a los presuntos delincuentes ante ustedes para que administren la justicia, queda pues en sus manos cumplirle a la sociedad que les reclama eso precisamente: JUSTICIA. No se hagan “guajes”, la justicia plena les toca a ustedes. No nos decepcionen más.


Muchas gracias.





3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page