top of page
  • Foto del escritorPuebla Magazine

Muere Elena Larrea, activista y defensora de los derechos de los animales

En su más reciente labor en Puebla, Elena Larrea dejó un legado invaluable al rescatar a la potranca Mila y al impulsar la tipificación de la zoofilia.



La trágica noticia del fallecimiento de Elena Larrea, destacada activista y fundadora de Cuacolandia, un santuario de rescate de equinos maltratados en Puebla, ha conmocionado a muchos. Aunque las circunstancias exactas de su muerte aún no han sido reveladas, esta mañana la noticia se propagó rápidamente a través de las redes sociales, donde sus seguidores expresaron su pesar y recordaron sus incansables esfuerzos en favor de los animales.




El gobernador de Puebla, Sergio Salomón Céspedes, junto con el Movimiento Animalista de Puebla, confirmaron el fallecimiento a través de Instagram minutos después de que la noticia comenzara a circular.




Elena Larrea, quien estableció Cuacolandia en Atlixco para brindar un refugio seguro a yeguas y caballos maltratados, aparentemente perdió la vida en las primeras horas de la mañana. Aunque la causa exacta de su muerte aún no se ha determinado, se ha especulado que podría estar relacionada con complicaciones médicas surgidas durante una intervención quirúrgica.


Es esencial recordar el compromiso de Elena Larrea con la defensa de los animales. El 29 de febrero de este año, hizo una última aparición en la Fiscalía General del Estado (FGE) para exigir un cambio de juez, denunciando la falta de sensibilidad de esta institución gubernamental en un caso de maltrato animal en el municipio de Coronango.


Además de su labor en el rescate de animales, Elena Larrea también luchó incansablemente para que la zoofilia fuera tipificada como delito en Puebla. Aunque esto la llevó a enfrentamientos con legisladores, nunca dejó de defender los derechos de los animales.


Su último acto de valentía fue el rescate de la yegua Mila, quien presuntamente había sido víctima de agresiones sexuales y físicas por parte de su propietario. Elena Larrea continuaba luchando por la justicia en este caso hasta el final de sus días.

7 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page