top of page
  • Foto del escritorPuebla Magazine

La Liga MX se pinta de azul y blanco con el triunfo del Puebla

El Club Puebla sacó provecho de sus automatismos y de su tiempo jugando junto para lograr el triunfo 4-2 sobre Mazatlán


La Liga MX arrancó pintándose de azul y blanco, nada nuevo desde hace cuatro torneos. En 15 minutos, el Puebla de Nicolás Larcamón arrasó a Mazatlán para sumar los primeros tres puntos del torneo venciendo en El Kraken 4-2.

El blanquiazul sacó ventaja de sus automatismos, de su tiempo de trabajo junto porque el viernes ganó sin inventos, jugando a lo Puebla o como han pregonado desde la dirección técnica desde el Guardianes 2021… ganó con “identidad Puebla”.


¿Qué es eso…? Simple, mucha intensidad, mucha presión, desdoble y ante todo pegada; pero también buen futbol, aunque tal vez sin lucimientos, por aquello de Xavi, técnico del Barsa, y su definición de jugar bien a la pelota. Sin embargo, el orden, el bloque y el desatar la tormenta en el momento justo también es buen futbol.


Israel Reyes desencadenó a La Franja en El Kraken apenas a los cinco minutos rematando dentro del área un servicio rápido nacido de una dura disputa por el esférico ganada por Gastón Silva, quien nada más tras hacerse de la bola teledirigió un buscapiés a Israel para marcar éste el primero del equipo y del torneo tras la suspensión o reprogramación del choque Necaxa-Toluca por aquello de los rayos y centellas en El Victoria.


El Puebla lo festejó, pero el central Daniel Quintero Huitrón dijo, “aguántenme tantito porque veo a Reyes en posición fuera de juego”. Pero ante la duda el VAR y éste por fin le concedió una a La Franja, pues en la repetición la defensa mazatleca habilitaba a Israel versión goleador; nada mal para él en el afán de seguir subiendo bonos en el semestre previo a la Copa del Mundo de Catar.


Luego hubo más Puebla en Mazatlán con presión, robo y transición rápida de Mancuello a Fernando Aristeguieta para dejarlo mano a mano con el exPuebla Nico Vikonis; el arquero le ganó el primer duelo achicando bien, pero concedió rebote y éste le cayó al venezolano que esta vez no perdonó.


Después La Franja bajó las revoluciones y trató de ganarlo con oficio, lo único cuestionable el viernes para el Puebla en Mazatlán y en el pecado llevó la penitencia porque el local despabiló y creció probando con Néstor Vidrio desde la larga distancia; no obstante, Antony Silva regaló el primer lance del semestre para mantener intacto el arco blanquiazul.

Pero justo en la reanudación, Mazatlán se metió al partido con una “palomita” de Eduard Bello para traer el drama a escena. Al final ninguna victoria está exenta de su dosis de sufrimiento.


Larcamón se acordó entonces de Omar Fernández, a quien dejó en el banquillo de inicio. El argentino buscó con el movimiento activar de nuevo a su oncena; pero no fue el cafetalero y sí Martín Barragán quien despabiló a La Franja.


El delantero, entrando a escena por Jordi Cortizo, con un tímido toque tras pelear el balón dentro del área chica mazatleca alcanzó a recuperar la ventaja robada minutos antes por el cuadro local.


Luego, sobre el final, el recién ingresado Amaury Escoto sentenció tras pasar a la red un servicio de Gustavo Ferrareis. Aunque Gabriel López, un novato, mantuvo la esperanza de la remontada de Mazatlán con un disparo de media distancia desviado por la defensa de La Franja para acabar de mandarlo al fondo de las redes poblanas.


Aun así, La Franja arrancó pintando de azul y blanco la nueva competencia, la cual apenas empieza, pero ya tiene claro que Puebla se tratará de uno de sus protagonistas. Aunque ya veremos en tres meses cómo termina esta historia.


EL DATO


Por primera vez en la era de Nicolás Larcamón, el Puebla arranca el torneo ganando.



Texto de: El Sol de Puebla

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page