top of page
  • Foto del escritorPuebla Magazine

Huehuetla, el municipio totonaco que vale la pena conocer



Huehuetla es un municipio que se encuentra en el corazón de la sierra norte de Puebla. De acuerdo con el conteo de Población y Vivienda del año 2010 del INEGI, el 89 % de esta población habla totonaca y no español.

Incluso se dice que la comunidad de Huehuetla es el pueblo más antiguo que fundaron los totonacas en 1550, por lo que es un municipio de una gran riqueza cultural étnica.

Por su clima semicálido y húmedo, con lluvias todo el año, cuenta con una tierra ideal para el cultivo de diversos frutos y hermosos paisajes. En este pueblo totonaco puedes realizar caminatas al aire libre, observar sus aves y apreciar la belleza de sus calles.

Y si quieres darte un chapuzón, puedes hacerlo en el río Tehuancate, ubicado al sur de la cabecera.

También puedes visitar el santuario de la Virgen de Guadalupe, ubicado en Xonalpu, donde hace años se “apareció” en una teja.

Por último, te invitamos a que conozcas el Centro Ecoturístico Kakiwin Tutunaku, un proyecto que inició en noviembre del 2000 por iniciativa de las mujeres totonacas que buscaban promover la cultura totonaca y la conservación de su entorno y sus tradiciones. Este sitio cuenta con hospedaje, talleres, gastronomía y otro tipo de actividades, además se encuentra justo en el centro de Huehuetla.

El nombre de esta civilización proviene de los términos tu’tu o a’ktu’tu que en conjunto puede traducirse como “hombre de tierra caliente”.

De acuerdo con el libro de Totonacos, de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, se llaman así debido a que una de sus principales deidades era Totonac. El nombre de éste significaba “tres corazones” y aludía a los tres grandes centros ceremoniales de esta etnia: Tajín en Papantla; Zempoala, en Veracruz y Yohualichan, en Puebla.

A lo largo de la historia, los totonacos tuvieron varias caídas, entre ellas el dominio de los aztecas quienes años más tarde fueron desplazados por los españoles. Como consecuencia, dicha población comenzó a disminuir, dejando pequeñas comunidades que aún preservan parte de su cultura original.

Según investigadores, uno los principales aportes de la cultura totonaca a nuestro país es la planta de vainilla. Esta especia, conocida para endulzar postres y platillos, es muy utilizada por grupos totonacos siendo el uso medicinal uno de los más importantes, por su efecto antiséptico y desinfectante.

Otro aporte relevante es el lenguaje; actualmente, el purépecha y el totonaco son las dos únicas lenguas que México considera como originarias de su tierra.


Fuente:

79 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page