top of page
  • Foto del escritorPuebla Magazine

El cañón de las esmeraldas voladoras, un lugar que debes conocer muy cerca en Puebla

Descubre el hábitat natural de una de las aves más hermosas de México


A cuatro horas de la ciudad de Puebla, dentro de la Reserva de la Biósfera de Tehuacán- Cuicatlán, en los límites entre Puebla y Oaxaca, se encuentra un majestuoso cañón de aproximadamente 600 metros de altura y 1200 metros sobre el nivel del mar. Éste es el hogar de la guacamaya verde una especie en peligro de extinción. De acuerdo con la Secretaría de Turismo (Sectur), el Cañón del Sabino también es conocido como el barranco de las "esmeraldas voladoras", pues es la cuna de la guacamaya verde, un lugar donde puedes verlas a menos de un metro de distancia en parejas o grupos de más de 30 aves.

Este paraíso natural está protegido desde el 2001 por organizaciones ambientalistas y de conservación de la flora y fauna, que han permitido que estas aves puedan reproducirse y aumentar su nivel de población.

Guacamaya verde

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) señala que esta especie conocida como “ara militaris” se distingue de otras aves “psitácidas” (loros, pericos, etc.) por la ausencia de plumas en la región del rostro y por su gran tamaño, pues llegan a alcanzar los 90 centímetros de longitud.



Estas aves tiene un plumaje color verde olivo y algunas plumas a manera de cinco a seis bandas de color rojo carmesí.

La piel del rostro es de color rosa claro, tiene un pico negro mate y sus ojos son de color amarillo.

Esta especie se alimenta principalmente de plantas, frutos, semillas, hojas, brotes y tallos.

Se le puede considerar como una especie con una dieta muy especializada, ya que consume solo entre el 10 y 23 por ciento de los recursos vegetales


Especie en peligro de extinción

La guacamaya verde está considerada en la NOM-059- SEMARNAT-2010 como una especie en peligro de extinción, principalmente por la caza ilegal y el tráfico en el mercado negro, donde las venden como mascotas.

Es por eso que este santuario busca evitar su desaparición, pues actualmente alberga una población que oscila entre los 80 y 100 ejemplares y es un sitio ideal para la anidación de estas aves.

A cuatro horas de la ciudad de Puebla, dentro de la Reserva de la Biósfera de Tehuacán- Cuicatlán, en los límites entre Puebla y Oaxaca, se encuentra un majestuoso cañón de aproximadamente 600 metros de altura y 1200 metros sobre el nivel del mar.

Éste es el hogar de la guacamaya verde una especie en peligro de extinción.


De acuerdo con la Secretaría de Turismo (Sectur), el Cañón del Sabino también es conocido como el barranco de las "esmeraldas voladoras", pues es la cuna de la guacamaya verde, un lugar donde puedes verlas a menos de un metro de distancia en parejas o grupos de más de 30 aves.

Este paraíso natural está protegido desde el 2001 por organizaciones ambientalistas y de conservación de la flora y fauna, que han permitido que estas aves puedan reproducirse y aumentar su nivel de población.

Guacamaya verde

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) señala que esta especie conocida como “ara militaris” se distingue de otras aves “psitácidas” (loros, pericos, etc.) por la ausencia de plumas en la región del rostro y por su gran tamaño, pues llegan a alcanzar los 90 centímetros de longitud.

Estas aves tiene un plumaje color verde olivo y algunas plumas a manera de cinco a seis bandas de color rojo carmesí.


La piel del rostro es de color rosa claro, tiene un pico negro mate y sus ojos son de color amarillo.


Esta especie se alimenta principalmente de plantas, frutos, semillas, hojas, brotes y tallos.

Se le puede considerar como una especie con una dieta muy especializada, ya que consume solo entre el 10 y 23 por ciento de los recursos vegetales

Especie en peligro de extinción

La guacamaya verde está considerada en la NOM-059- SEMARNAT-2010 como una especie en peligro de extinción, principalmente por la caza ilegal y el tráfico en el mercado negro, donde las venden como mascotas.

Es por eso que este santuario busca evitar su desaparición, pues actualmente alberga una población que oscila entre los 80 y 100 ejemplares y es un sitio ideal para la anidación de estas aves.


¿Se puede visitar el santuario de las Guacamayas?

Sí, al pie del cañón hay guías comunitarios que han creado caminos de acceso para que los turistas puedan admirar estas hermosas aves.

Este santuario se localiza a una hora y media de Tehuacán, en el municipio de Santa María Tecomavaca de la región de la cañada Oaxaqueña.

Para subir al barranco tendrás que caminar unos 40 minutos por un sendero un poco complicado, pero al final valdrá la pena.

¿Cómo llegar?

Deberás tomar la autopista federal México-Puebla y seguir sobre la autopista Cuacnopalan- Oaxaca hasta llegar a Tehuacán.

Desde ese punto, deberás atravesar gran parte de la reserva por las carreteras 131 y 125 y sus caminos secundarios.


Fuente: El Universal

4 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page