top of page
  • Foto del escritorPuebla Magazine

¿Te llaman intensa? Averigua cómo es este tipo de personalidad y si es bueno para ti



La personalidad intensa es un tipo de personalidad que solemos asociar a personas muy apasionadas, emocionalmente expresivas y con una gran energía. Las personas con una personalidad intensa suelen ser muy enfocadas en sus objetivos, son muy persuasivas y a menudo pueden tener una presencia dominante en los entornos en los que se encuentran. Sin embargo, una personalidad muy intensa también puede tener características negativas, puesto que estas personas no son capaces, a menudo, de controlar sus sentimientos y emociones y responden ante los demás de manera exagerada.

El psicólogo José Martín del Pliego nos explica cuáles son los rasgos y características de este tipo de personalidad. Pero antes, te invitamos a responder estas preguntas para averiguar si tú realmente eres así.

¿Cómo definirías una personalidad intensa?

Hablamos de personalidad intensa en los casos en los que el sujeto presenta un estilo impulsivo, inestable, caprichoso y con poco control de sus respuestas emocionales internas. De tal manera que desde fuera se percibe esa dificultad para manera su regulación emocional.

Suele formar parte de dos trastornos de personalidad. Del trastorno de inestabilidad emocional de tipo impulsivo y del Trastorno límite de personalidad.

¿Cuáles son los rasgos más comunes de una persona intensa?

El rasgo más importante y que les define es la falta de estabilidad. Como no controlan sus impulsos se dejan llevar de forma muy intensa, haciendo y diciendo aquello que se les cruza por la cabeza sin medir las consecuencias. Esto les hace ser muy poco previsibles en sus formas de actuar, sufriendo explosiones violentas verbales y respondiendo de forma intensa a lo que ellos perciben como ataques o críticas de su entorno.

En el fondo se siente muy vulnerables y con muy poco control sobre lo que ocurre dentro de ellos.

¿A qué se debe este tipo de personalidad?

El origen suele estar en algo primitivo guardado de la infancia o la adolescencia. Problemas de falta de apego o en sus relaciones con su entorno. Esta intensidad puede formar parte de emociones que en su momento no se pudieron liberar reprimiéndose por algún motivo y que en la actualidad se presentan de forma desproporcionada. Aunque parezca extraño, el miedo es la emoción de fondo que sufren las personas con estos rasgos.

En definitiva, el intenso, generalmente, tiene una historia de sufrimiento detrás.

¿Crees que la intensidad es una cualidad positiva o negativa?

El intenso vive hirviendo por dentro, sin capacidad de regulación interna, las emociones llegan como olas gigantes que no pueden parar. No están siempre así, pero es fácil que ocurra algo que pueda activarles. Hacen sus esfuerzos por intentar estar bien, pero les resulta muy difícil.

Cuando más activados están, por las cosas diarias, más fácilmente se da la respuesta intensa. De tal manera que cualidad totalmente negativa para ellos y el entorno.

¿Cómo afecta la intensidad en las relaciones personales?

Como en la relación con estas personas sus reacciones son desproporcionadas, resultan totalmente agotadoras. Las dificultades de relación con los demás son la base de este tipo de personalidad.

Los amigos se alejan, porque no entienden sus conductas, se sienten agredidos y se cansan. Se producen muchos desajustes importantes en el entorno familiar. Las parejas pueden sufrir también consecuencias muy graves de su relación con ellos.

Todos intentan sobreadaptarse a ellos para no activarles, pero evidentemente estos produce mucho desgaste y todo el mundo se aleja.

¿Cuáles son las consecuencias de ser una persona intensa en el ámbito laboral?

Normalmente, despidos y sanciones. Como se desregulan muy fácilmente, cualquier situación de interacción laboral que no les encaja provoca que no puedan contenerse con jefes y compañeros.

No son capaces de solucionar problemas de forma hábil y en sus puestos de trabajo son evitados y mirados de forma diferente.

¿Crees que es posible aprender a controlar la intensidad?

La intensidad de su conducta está enmarcada en unos rasgos que traen a la persona otros problemas añadidos en su relación con los demás. Esto hace que no les resulta fácil ese control porque se activan de forma repentina y muy intensa.

Por eso es importante para aprender a controlarlo, entrenar herramientas como técnicas de autoinstrucciones y solución de problemas que les permita autorregularse cuando notan que les llega la señal de que se activan. Si se entrena se puede mejorar bastante, aunque el problema sigue estando ahí.

¿Existe algún tipo de terapia o tratamiento para disminuir la intensidad en la personalidad?

Sin duda hay que trabajar de forma profunda con terapias que permiten acceder al origen del problema. La intensidad viene por algo y tenemos que buscar en el origen porque esta persona mantiene esta forma poco adaptativa de funcionar, que no le causa más que problemas.

Técnicas como hipnosis, terapias del trauma, somatic sperience, brainspotting, son algunas de las herramientas que podemos usar para tratar de sanar aquello antiguo que tiene consecuencias en el ahora.

¿Qué consejos le darías a alguien que quiere ser menos intenso en su personalidad?

Trata conectar con aquello que sientes en tu cuerpo cuando se activa. Te va a resultar difícil identificar claramente los pensamientos y casi todos van a ser irracionales y automáticos, así que es mejor sentir la emoción, que suele estar en garganta, pecho o estómago y trata de soltarla simplemente respirando despacio y dándote cuenta de cómo baja. Esto te dará más tiempo para no desregularte.

Recuerda que el problema lo tienes tú y tienes que buscar la persona que te ayude a solucionarlo. Los demás no son los responsables de que te actives tanto.


Fuente: https://mx.hola.com/estar-bien/20230428231012/personalidad-intensa-caracteristicas-test/

10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page